El declive de Argentina

Según el sondeo, Macri y su compañero de fórmula, el peronista moderado Miguel Ángel Pichetto, obtendrían el 45% de los votos en un escenario de segunda vuelta electoral en noviembre, con la papeleta de Fernández al 42,9%.

El presidente argentino, Mauricio Macri, tiene una estrecha ventaja frente a su principal contrincante, el candidato Alberto Fernández, según una encuesta publicada el jueves, una de las primeras desde que los candidatos han anunciado oficialmente su intención de presentarse.

Macri llevaba 2 puntos porcentuales de ventaja en la carrera para derrotar al candidato peronista Fernández, cuya compañera de fórmula es la ex presidenta populista Cristina Fernández, según los 2.000 votantes encuestados en línea, por teléfono y en persona por la firma local Management & Fit. Esa ligera ventaja es inferior al margen de error del sondeo, que es del 2,2%.

Según el sondeo, Macri y su compañero de fórmula, el peronista moderado Miguel Ángel Pichetto, obtendrían el 45% de los votos en un escenario de segunda vuelta electoral en noviembre, con la candidatura de Fernández en el 42,9%.

Pero en un escenario abierto, que refleja cómo se desarrollaría la primera ronda de votaciones en octubre, la candidatura de Fernández tendría una escasa ventaja de menos del 2% sobre la de Macri, lo que llevaría a un cara a cara en la segunda ronda.

Leer más  Número de mercado pago

Presidenta de Argentina

El primer año del macrismo ha supuesto, innegablemente, sacrificios. El desempleo aumentó hasta el 8,5% tras una ola de despidos en el sector público. La precariedad laboral también aumentó: El 43% de las personas temen por su empleo. Y la desigualdad también: los más ricos ganan una media de 26,5 veces más que los más pobres. En esta imagen tomada el 14 de julio de 2016, los manifestantes se concentran contra el aumento de los servicios públicos (“tarifazo”). (AP/Victor R. Caivano)

El primer año del macrismo ha supuesto, innegablemente, sacrificios. El desempleo aumentó hasta el 8,5% tras una ola de despidos en el sector público. La precariedad laboral también aumentó: El 43% de las personas temen por su empleo. Y la desigualdad también: los más ricos ganan una media de 26,5 veces más que los más pobres. En esta imagen tomada el 14 de julio de 2016, los manifestantes se concentran contra el aumento de los servicios públicos (“tarifazo”). (AP/Victor R. Caivano)

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, ha cerrado su primer año de mandato con resultados opuestos a los que anunció tras su toma de posesión, y con una remodelación del gabinete destinada a reforzar el ajuste fiscal.

Elecciones en Argentina 2015

El presidente argentino Mauricio Macri subió al poder en 2015 prometiendo ser un líder diferente. Hizo hincapié en un mensaje de competencia económica junto con la promesa de deshacer las políticas de su predecesora, Cristina Fernández de Kirchner, incluido el fuerte gasto social, los controles monetarios y el proteccionismo económico. El mensaje de Macri se ha visto reforzado por una carrera empresarial de alto nivel, conexiones familiares con la aristocracia financiera argentina (es hijo del magnate italo-argentino Franco Macri) y estancias en la Columbia Business School y la Wharton School of Business de la Universidad de Pensilvania. Todo ello ha convertido a Macri en el favorito de Wall Street y de la administración Trump, y en la gran esperanza de la comunidad internacional para devolver a Argentina sus antiguas glorias económicas. En 2016, la revista Time nombró a Macri como una de las 100 personas más influyentes del mundo.

Leer más  Mercado pago point atencion al cliente

Menos de tres años después de su elección, tras no haber cumplido sus promesas, Macri se encuentra en una posición demasiado familiar para los presidentes argentinos: negociar con el Fondo Monetario Internacional un préstamo para estabilizar la economía.

Gobierno de macri

El fin de semana pasado hubo celebraciones en Argentina tras la elección de un nuevo presidente. Pero para el ganador, Alberto Fernández, y su compañera de fórmula, Cristina Fernández de Kirchner (una ex presidenta polarizada apodada “CFK” por sus partidarios), la aleccionadora tarea de reparar una economía devastada puede opacar cualquier brillo posterior a la victoria.

Mauricio Macri fue elegido en 2015 con una plataforma favorable a las empresas que incluía promesas de reducir la inflación e invertir en infraestructuras vitales. Sin embargo, el PIB del país se redujo en más de un 3% durante su mandato, acompañado de un aumento de la inflación, una crisis monetaria y un rescate de 57.000 millones de dólares del FMI, el mayor préstamo en la historia de la organización internacional.

El eslogan de reelección del presidente Macri antes de la votación del domingo (“Sí, se puede”) puede sonar familiar a cualquiera que haya seguido la exitosa campaña presidencial de Barack Obama en Estados Unidos en 2008 (y a los fans de las Pointer Sisters). Pero, a diferencia de Obama, Macri se enfrentó a obstáculos insuperables en su intento de obtener un segundo mandato. Las malas perspectivas económicas de Argentina acabaron por condenar sus posibilidades.

Leer más  Los 10 mejores plazos fijos

Por Ricardo Piñero

Hola mundo, soy Ricardo Piñero. En mi blog encontrarás diversas noticias de actualidad.