Fractura que no cicatriza

1996;24:240-3.4. Eiff MP, Hatch RL, Calmbach WL. Fracture Management for Primary Care. 2nd ed. Philadelphia, Pa.: Saunders, 2003:331-52.5. Greene WB. Essentials of Musculoskeletal Care. 2nd ed. Rosemont, Ill.: American Academy of Orthopaedic Surgeons, 2001:453-5.6. Zenios M,

2005;36:832-5.7. Simons SM. Lesiones del pie en el corredor. En: O’Connor FG, Wilder RP, eds. Textbook of Running Medicine. Nueva York, N.Y.: McGraw-Hill, 2001:213-26.8. Brukner P, Khan K. Clinical Sports Medicine. 2nd ed. New York, N.Y.: McGraw-Hill, 2001:596.9. Stiell IG,

Fases de curación de las fracturas óseas

Las fracturas de los dedos del pie y de los huesos metatarsianos pueden ser lesiones dolorosas e importantes. La estructura del pie es compleja y está formada por huesos, músculos, tendones y otros tejidos blandos. De los 28 huesos del pie, 19 son huesos de los dedos (falanges) y metatarsos (los huesos largos de la parte media del pie). Las fracturas de los huesos de los dedos y los metatarsos son comunes y requieren la evaluación de un especialista. Se debe acudir a un cirujano de pie y tobillo para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados, incluso si el tratamiento inicial se ha recibido en una sala de urgencias.

Leer más  Latigazo en el cuello

Las fracturas traumáticas (también denominadas fracturas agudas) están causadas por un golpe o impacto directo, como por ejemplo un fuerte golpe en el dedo del pie. Las fracturas traumáticas pueden ser desplazadas o no desplazadas. Si la fractura está desplazada, el hueso se ha roto de tal manera que ha cambiado de posición (mal posicionado).

Las fracturas por estrés son pequeñas roturas finas causadas normalmente por un esfuerzo repetitivo. Las fracturas por estrés suelen afectar a los atletas que, por ejemplo, aumentan demasiado rápido su kilometraje al correr. También pueden estar causadas por una estructura anormal del pie, deformidades u osteoporosis. Un calzado inadecuado también puede provocar fracturas por estrés. Las fracturas por estrés no deben ignorarse. Requieren una atención médica adecuada para curarse correctamente.

Tratamiento de la fractura de Jones

La fisioterapia después de una fractura de Jones puede ayudar a mejorar la amplitud de movimiento general del pie y el tobillo, la fuerza y la movilidad funcional. Una fractura de Jones es una rotura del quinto metatarsiano, un hueso del pie que conecta el dedo meñique con el resto del pie.

Si se ha lesionado el pie o si ha desarrollado estos síntomas, es importante que acuda a su proveedor de atención médica o al servicio de urgencias inmediatamente. Si no recibe un tratamiento adecuado para su pie, puede perder su función de forma permanente.

Leer más  Golpe en la mano

La fractura de Jones suele estar causada por un golpe fuerte en la parte inferior o exterior del pie. Suele producirse después de saltar y aterrizar con fuerza sobre el pie.  A veces, el simple hecho de correr puede causar un microtraumatismo en el quinto metatarsiano, y puede producirse una fractura de Jones.

La aparición del dolor puede ser gradual y producirse a lo largo de un periodo de semanas o meses. Cuando esto ocurre, se suele considerar una fractura de estrés, y el pronóstico de este tipo de fractura de Jones es peor que el de una fractura de Jones aguda.

Fractura metatarsal por esfuerzo

Una fractura por estrés es una pequeña fisura en un hueso, o una contusión grave dentro de un hueso. La mayoría de las fracturas por estrés están causadas por el uso excesivo y la actividad repetitiva, y son comunes en corredores y atletas que participan en deportes de carrera, como el fútbol y el baloncesto.

Las fracturas por estrés suelen producirse cuando las personas cambian de actividad, por ejemplo, al probar un nuevo ejercicio, al aumentar repentinamente la intensidad de sus entrenamientos o al cambiar la superficie de entrenamiento (correr en una cinta frente a correr al aire libre). Además, si la osteoporosis u otra enfermedad ha debilitado los huesos, el simple hecho de realizar actividades cotidianas puede provocar una fractura por estrés.

Leer más  Ganglion en la muñeca

Los huesos del pie y la pierna que soportan el peso son especialmente vulnerables a las fracturas por estrés debido a las fuerzas repetitivas que deben absorber durante actividades como caminar, correr y saltar.

Abstenerse de realizar actividades de alto impacto durante un periodo de tiempo adecuado es clave para recuperarse de una fractura por estrés en el pie o el tobillo. Volver a la actividad demasiado rápido no sólo puede retrasar el proceso de curación, sino que también aumenta el riesgo de una fractura completa. Si se produce una fractura completa, se tardará mucho más en recuperarse y volver a las actividades.

Por Ricardo Piñero

Hola mundo, soy Ricardo Piñero. En mi blog encontrarás diversas noticias de actualidad.