Artropatía de la articulación facetaria, L4-L5,L5-S1 Alivio del dolor de la articulación facetaria

Las inyecciones en la articulación facetaria son una mezcla de medicación analgésica de acción rápida y cortisol de liberación lenta. Cuando un paciente ha sido diagnosticado correctamente, y se está tratando la zona correcta, las inyecciones en la articulación facetaria tienen una tasa de éxito del 75%.

A veces puede ser un reto localizar con precisión qué articulación facetaria está causando el dolor, ya que el dolor a menudo se difiere a otras áreas. Los médicos utilizarán las inyecciones en la articulación facetaria como método de diagnóstico para averiguar qué articulación está causando el dolor. Si un paciente no experimenta ningún alivio del dolor con una primera inyección en la articulación facetaria, los médicos suelen tomarlo como una señal de que la articulación que han tratado no es la que causa el dolor.

Después de esto, se deben utilizar otros métodos de diagnóstico para explorar más a fondo la causa del dolor y determinar la ubicación de la articulación responsable. Si se encuentra la articulación correcta, una inyección facetaria suele funcionar.

La osteoartritis es la razón más común por la que se administran inyecciones en la articulación facetaria. Las articulaciones facetarias son estructuras complicadas que se sitúan cerca de nervios, ligamentos y otros tejidos que pueden dañarse y causar dolor. A veces, el dolor en la zona de la articulación facetaria está causado realmente por el daño de estas estructuras circundantes y no por el deterioro de la propia articulación. En este caso, otros tratamientos funcionarán mejor que una inyección en la articulación facetaria.

Cómo leer las radiografías de la columna lumbar (espalda baja)

Sí, he utilizado la función de búsqueda y he leído la mayoría de los mensajes sobre este tema. Mi pregunta es para aquellos que se han sometido a una inyección en la articulación facetaria, ¿tuvieron algún alivio a medio o largo plazo? Hablo de meses y años no de días. Si es así, contadme la historia y qué protocolo de tratamiento habéis seguido (una inyección, una serie, etc). Gracias. Mi historia rápida: 10-12 años de problemas de espalda baja intermitentes. Tuve un síndrome de la articulación facetaria muy grave hace unos 18 meses. Duró 4-5 meses y fue un infierno. No tengo ni idea de cómo me libré de él. Una combinación de fuertes dosis de Ibuprofeno y probablemente el hecho de que no corrí mucho. Estoy convencido de que correr es la causa principal de mi dolor en la articulación facetaria. Se me agravó mucho hace una semana. Sí, he ido a un especialista. Mis opciones esta vez son el tratamiento conservador de hacer PT, trabajo de núcleo, el masaje o conseguir una inyección.

Leer más  Fascitis plantar calzado seguridad

Tuve una serie de inyecciones de 3 visitas cerca de la articulación facetaria de mi L3, L4 y L5 izquierda durante la temporada de carreras este verano pasado. Se infundió una mezcla de “doble bloqueo” de lidocaína y corticosteroides alrededor del nervio de la rama medial, guiada por rayos X. El procedimiento se denomina bloqueo de la rama medial. El motivo era reducir el dolor lumbar, que en una escala analógica visual oscilaba entre 40-60/100 en reposo y 70-90 durante las carreras. (El dolor lumbar se redujo aproximadamente en un 25% después de la primera visita, en un 35% después de la segunda, dos semanas después, y en un 50% después de la tercera, tres semanas después. Tuve 4 carreras de triatlón de distancia olímpica durante el proceso, con la última 10 semanas después de la primera visita. En comparación con las mismas carreras en 2012, correr fue mucho más agradable y un poco más rápido. Los tiempos de T1 y T2 fueron significativamente más rápidos. Desafortunadamente, la duración total de la reducción del dolor después de la 1ª visita fue sólo un poco más de 3 meses, con aproximadamente un 30% de alivio en la última carrera. Mi dolor lumbar ha vuelto al nivel de referencia anterior a la inyección, sin ser peor que antes. No he notado ningún efecto adverso de las inyecciones y puede que las vuelva a probar el año que viene. Tanto si decides ponerte inyecciones de bloqueo de rama medial como si no, prueba de verdad el ejercicio terapéutico para el dolor lumbar como parte de tu programa de tratamiento del dolor.

Leer más  Me duele el pecho al toser

Los 3 mejores tratamientos para la enfermedad degenerativa del disco lumbar

IntroducciónEn la medicina del dolor intervencionista hay pocas afecciones tan controvertidas como el dolor articular lumbar. Todo, desde la incidencia hasta los criterios de diagnóstico, la selección de pacientes para las intervenciones y la eficacia del tratamiento, es fuente de controversia y debate científico. En lo que respecta a la prevalencia, la frecuencia citada del dolor articular lumbar oscila entre un 4,8% en la encuesta multicéntrica National Low Back Pain Survey, que evalúa los diagnósticos finales de 2.374 pacientes con lumbalgia (LBP) remitidos a un cirujano ortopédico o neuroquirúrgico de la columna vertebral, y más del 50% en las revisiones sistemáticas de los estudios de prevalencia que utilizan criterios variables para los bloqueos diagnósticos realizados por los médicos especialistas en dolor intervencionista.1-4 La gran disparidad en la prevalencia comunicada plantea dudas sobre la exactitud de las pruebas diagnósticas en ausencia de cualquier norma de referencia diagnóstica no intervencionista. La escasa correlación entre la patología de la articulación facetaria en el diagnóstico por imagen y el dolor lumbar alimenta aún más el debate.5 En cuanto a los criterios de diagnóstico, abundan los artículos de investigación y revisión sobre el punto de corte ideal para designar un bloqueo como positivo y el número óptimo de bloqueos que deben realizarse antes del tratamiento de ablación por radiofrecuencia (ARF) de la faceta lumbar, sin que haya consenso al respecto.6-11

Leer más  Me duele la parte interna de la rodilla

Quistes sinoviales por el Dr. Tony Mork

Introducción: Las inyecciones en la articulación facetaria (IAF) de anestésicos y corticosteroides son útiles para el diagnóstico y el tratamiento del dolor lumbar (DL). En el presente estudio, se evaluó la eficacia de la FJI en el tratamiento del dolor lumbar y las variables predictivas de la recurrencia del dolor tras la FJI.

Métodos: Se incluyeron y siguieron prospectivamente cuarenta y tres pacientes consecutivos con dolor lumbar crónico tratados con FJI. Se llevaron a cabo evaluaciones clínicas en la línea de base 1 semana antes de la FJI y después de una visita de seguimiento de 6 meses utilizando la escala analógica visual (EVA) para el dolor, el Índice de Discapacidad de Oswestry (ODI) para la medida específica de la discapacidad y los criterios de MacNab para la eficacia global, y se compararon mediante el análisis con pruebas “t” de muestras emparejadas. Se utilizó un análisis de regresión múltiple para identificar las variables prequirúrgicas asociadas de forma independiente con la recurrencia del dolor en cualquier momento del seguimiento. Además de los datos demográficos, clínicos y quirúrgicos, también se analizaron las escalas psicométricas: Escala de catastrofismo del dolor (PCS), Inventario de ansiedad de Beck (BAI) e Inventario de depresión de Beck (BDI).

Por Ricardo Piñero

Hola mundo, soy Ricardo Piñero. En mi blog encontrarás diversas noticias de actualidad.