Gastroparesia y empleo

La gastroparesia es una enfermedad en la que los músculos del estómago están debilitados o no funcionan bien, lo que dificulta el proceso de digestión. Como consecuencia, los músculos no pueden contraerse para empujar los alimentos a través del estómago y éste no puede digerirlos correctamente. El término gastroparesia se refiere a una “parálisis parcial” de las funciones digestivas, generalmente debido a un daño en el nervio vago, que controla los músculos del estómago. La gastroparesia puede estar causada por enfermedades como la diabetes y el Parkinson, ciertos medicamentos o el consumo de drogas, y hábitos alimentarios irregulares.

Las náuseas y vómitos crónicos y el dolor abdominal son algunos de los primeros signos de gastroparesia. Como el estómago es incapaz de mover los alimentos a través del cuerpo a un ritmo adecuado, una persona con gastroparesia puede sentirse llena después de tomar sólo unos pocos bocados de comida. A largo plazo, esto puede provocar infecciones bacterianas debido a los alimentos no digeridos que han fermentado en el interior del organismo, así como una pérdida de peso aparentemente irreversible. Los alimentos que permanecen en el cuerpo también pueden endurecerse en el estómago, formando una masa llamada bezoar, que puede llegar a ser peligrosa, ya que bloquea la entrada de alimentos en el intestino delgado. Los pacientes de gastroparesia con diabetes corren el riesgo de sufrir un aumento de los niveles irregulares de glucosa en sangre y palpitaciones.

Leer más  La menstruación atrae a los hombres

Comunicado de prensa de la Seguridad Social 2021

La gastroparesia es una afección gastrointestinal crónica en la que la capacidad del organismo para digerir los alimentos y vaciarlos del estómago se ve afectada.    Esta alteración puede ser el resultado de una lesión nerviosa. Este tipo de lesiones son especialmente frecuentes en personas que padecen diabetes. Otras causas pueden ser las infecciones, el uso de ciertos medicamentos y las intervenciones quirúrgicas.

Cuando una persona padece gastroparesia, la capacidad del estómago para vaciar su contenido se ralentiza considerablemente debido al debilitamiento de los músculos. El resultado es que la digestión de los alimentos es mucho más lenta, lo que provoca una serie de complicaciones. La acidez y las náuseas son síntomas comunes.    También pueden producirse dolores abdominales crónicos, fatiga, falta de apetito y pérdida de peso.    La desnutrición es un efecto secundario muy común de la gastroparesia.    Puede causar anemia y otras afecciones que provocan pérdida de energía.    En algunos casos, los alimentos que no se digieren también pueden terminar como formaciones sólidas en el intestino que impiden aún más que los alimentos bajen por el intestino.    En casos graves, se puede recurrir a una cirugía de bypass gástrico para tratar la afección.

¿Es grave la gastroparesia?

Los termómetros inteligentes han sido diseñados por VivaLNK, una startup con sede en Silicon-Valley, y son un poderoso ejemplo de los muchos productos y servicios digitales que están revolucionando la atención sanitaria. Después del Internet de las Cosas, que transformó la forma en que vivimos, viajamos y trabajamos conectando objetos cotidianos a Internet, ha llegado el momento del Internet de los Cuerpos. Esto significa recoger nuestros datos físicos a través de dispositivos que pueden implantarse, tragarse o simplemente llevarse puestos, generando enormes cantidades de información relacionada con la salud.

Leer más  Huesos del dedo gordo de la mano

Por muy futurista que parezca el Internet de los Cuerpos, muchas personas ya están conectadas a él a través de dispositivos vestibles. Solo el segmento de los relojes inteligentes ha crecido hasta convertirse en un mercado de 13.000 millones de dólares en 2018, y se prevé que aumente otro 32% hasta los 18.000 millones de dólares en 2021. Los cepillos de dientes inteligentes e incluso los cepillos de pelo también pueden permitir a las personas hacer un seguimiento de los patrones de su cuidado personal y su comportamiento.

En 2017, la Administración Federal de Medicamentos de Estados Unidos aprobó el primer uso de píldoras digitales en ese país. Las píldoras digitales contienen diminutos sensores ingeribles, además de medicamentos. Una vez ingeridas, el sensor se activa en el estómago del paciente y transmite los datos a su smartphone u otros dispositivos.

Comunicado de prensa de la Seguridad Social 2020

El intestino delgado ocupa la zona situada entre el estómago y el intestino grueso en el tracto digestivo humano (así como en el de la mayoría de los mamíferos). El intestino delgado, que tiene una longitud media de 4,5 metros en la mayoría de los adultos, es el lugar donde tienen lugar la mayor parte de los procesos químicos de la digestión del cuerpo. Además, la mayoría de los nutrientes contenidos en nuestros alimentos se absorben a través de las paredes del intestino delgado.

Leer más  Medicamentos para la prostata

Hay una serie de enfermedades que pueden producirse en el intestino delgado; entre ellas, la enfermedad de Crohn (una enfermedad inflamatoria del sistema digestivo), el vólvulo (una torsión del intestino que provoca la pérdida de circulación y, finalmente, la muerte del tejido), los tumores (malignos o benignos) y la enterocolitis necrotizante (muerte del tejido del intestino que se observa principalmente en los bebés prematuros). En ocasiones, la gravedad de estas enfermedades hace necesario extirpar una parte del intestino delgado. Como resultado, el cuerpo se desnutre debido a la pérdida del mecanismo de absorción de nutrientes. La condición resultante se conoce como Síndrome del Intestino Corto (SIB). A veces (aunque es bastante raro) el SBS es el resultado de un defecto congénito. Por lo general, sólo se presenta si faltan dos tercios o más del intestino.

Por Ricardo Piñero

Hola mundo, soy Ricardo Piñero. En mi blog encontrarás diversas noticias de actualidad.