Estofado de ternera con fideos

El uso de las pautas de tiempo y temperatura recomendadas garantizará que la carne se cocine a la temperatura interna mínima segura, lo que es fundamental para prevenir las enfermedades transmitidas por los alimentos que puede causar la carne poco hecha. Utilizar un termómetro de carne preciso es la mejor manera de garantizar el punto de cocción adecuado al cocinar la carne de ternera.

Utilice la siguiente tabla como guía para determinar el tiempo y la temperatura de cocción correctos según el tipo de corte de ternera que vaya a utilizar, el peso o el grosor de la carne y si la ternera se va a asar a la parrilla o al horno.

Nota: Cuando se asa con calor indirecto, por lo general las brasas (o los quemadores de una parrilla de gas) se calientan a gran temperatura. Cuando se asa con calor directo, las brasas (o los quemadores de una parrilla de gas) se calientan a fuego medio. Utilice estos ajustes de calor a menos que tenga una receta que indique algo diferente. Vea cómo probar la temperatura de la parrilla.Más temperatura y tiempo de cocción >>

Estofado italiano de ternera en salsa de tomate

Esta receta fácil hace un guiso de ternera increíblemente tierno y delicioso. Se tarda un poco en hacerla después de un largo día en la oficina, pero es un guiso maravilloso para un banquete familiar de fin de semana cuando hace frío fuera y lo suficientemente agradable para servir a la compañía. El zumo y la ralladura de limón fresco aportan un sabor vivo y brillante al plato.

Leer más  Galletas faciles para niños

Escanee activamente las características del dispositivo para identificarlo. Utilice datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

Recetas de ternera

Me da pena el tonto que lleva los puños a una pelea de cuchillos, los cuchillos a un tiroteo y las pistolas al Armagedón nuclear. Del mismo modo, nunca entenderé a la persona que lleva carne magra a la olla de guiso. Y ahí es donde surge la pregunta: ¿Cuál es el mejor corte de carne para un guiso de carne?

¿El resultado? Un desgarro parcial del ligamento escafolunar, una pequeña banda de tejido conectivo que mantiene un par de huesos pequeños (pero de importancia crítica) de mi mano en el lugar preciso. La mala noticia es que la rotura requería una intervención quirúrgica. La buena noticia: no era una rotura completa. Pensemos en ello. Ciento setenta libras, en caída libre, sobre mi pequeña y delicada muñeca. Es increíble que no se haya hecho más daño.

Leer más  Lentejas tiempo de coccion

Y eso me lleva al punto principal: El tejido conectivo, como mi ligamento, está compuesto en gran parte por una proteína llamada colágeno, y es muy, muy fuerte. Sin embargo, el tejido conectivo rico en colágeno no se encuentra sólo en los ligamentos y los tendones; también se encuentra en diversos grados en los músculos.

La cantidad de colágeno que se puede encontrar en un músculo está relacionada con el uso que se hace de él: Cuanto más fuerte sea un músculo y más tenga que trabajar para el animal, más colágeno encontrará en él. ¿Solomillo de ternera? Es un músculo débil, lo que significa que tiene poco colágeno y es muy tierno, de ahí su nombre. En cambio, los músculos de la paleta de una vaca, conocidos como chuck, soportan gran parte de su peso corporal, lo que los hace muy fuertes, ricos en colágeno y, sí, lo has adivinado: duros. Otros factores también ayudan a determinar la cantidad de colágeno, como la edad (los animales más jóvenes tienen más), pero el grado de utilización de un músculo y su fuerza son los principales factores de predicción en un animal determinado.

Estofado de ternera en olla de cocción lenta

Un guiso es una combinación de ingredientes alimenticios sólidos que se han cocinado en líquido y se sirven en la salsa resultante. Los ingredientes de un estofado pueden incluir cualquier combinación de verduras y pueden incluir carne, especialmente las carnes más duras adecuadas para la cocción lenta, como la ternera, el cerdo, el cordero, las aves de corral, las salchichas y el marisco. Aunque se puede utilizar agua como líquido para cocinar el guiso, también es habitual el caldo. A veces se añade una pequeña cantidad de vino tinto para darle sabor. También se pueden añadir condimentos y aromas. Los guisos suelen cocinarse a una temperatura relativamente baja (a fuego lento, no hirviendo), lo que permite que los sabores se mezclen.

Leer más  Formas de hacer arroz

El estofado es adecuado para los cortes de carne menos tiernos, que se vuelven tiernos y jugosos con el método de calor húmedo lento. Esto lo hace popular en la cocina de bajo coste. Los cortes con cierta cantidad de marmoleado y tejido conjuntivo gelatinoso dan lugar a guisos húmedos y jugosos, mientras que la carne magra puede secarse fácilmente.

Los guisos se espesan por reducción o con harina, ya sea recubriendo los trozos de carne con harina antes de dorarlos, o utilizando un roux o beurre manié, una masa compuesta por partes iguales de grasa y harina. También se pueden utilizar espesantes como la maicena, la fécula de patata o el arrurruz.

Por Ricardo Piñero

Hola mundo, soy Ricardo Piñero. En mi blog encontrarás diversas noticias de actualidad.