Recetas

El bar Antonio es uno de los locales más emblemáticos del centro de San Sebastián, pero también es, para muchos, un lugar por descubrir. Hace casi 25 años que Humberto Segura y Ramón Elizalde se hicieron cargo de este negocio, y desde entonces se han forjado una reputación basada en el trabajo. Es difícil sacar mayor rendimiento a un local tan pequeño, aunque el bar Antonio parezca más pequeño si no se entra. Humberto nos descubrirá algunos de sus secretos.

No queríamos arriesgarnos, así que mantuvimos tanto la carta original como el chef, que llevaba en la taberna desde la apertura. Pensamos que no era el momento de agitar las cosas, aunque teníamos muchas ideas. Trabajamos muy bien desde el principio, y pronto contratamos a otro chef y a una camarera, y entonces empezamos a cambiar algunas cosas del menú.

Intentamos trabajar con producto de temporada. El mejor servicio posible y la mejor materia prima. Nuestro lema siempre ha sido que no somos ni los más listos ni los más guapos: queremos ser los más trabajadores, y aunque la gente bromee con ello, decimos que siempre estamos aprendiendo. Llevamos casi 25 años aquí, y siempre intentamos mejorar nuestra propuesta. Creo que hay pocos sitios en San Sebastián donde puedan hacer un café tan bueno como el nuestro. Y hemos conseguido que nos conozcan por nuestra forma de tirar la cerveza, utilizando una marca (Cruzcampo) que no le gustaba a nadie.

Con un gran CRUNCH #falafel #vegano #auténtico

8 RECETAS DE ANDALUCÍA FÁCILES DE HACER EN CASA Es sabido que la dieta mediterránea es una de las más saludables del mundo. En España, la gastronomía andaluza es una de las cocinas más diversas con una gran variedad de pescados, carnes, legumbres y verduras. Durante la primavera y el verano es habitual que se sirvan comidas más ligeras y mucho más rápidas de preparar. Pero durante la Semana Santa también se pueden ver muchos guisos y recetas especiales para celebrar esta época del año. Nos gustaría mostrarte algunas de ellas, los ingredientes y algunas recomendaciones de dónde puedes probarlas en Sevilla.

Leer más  Ensalada de patata española

Como se puede adivinar por el nombre, esta receta de salmorejo tradicional es auténtica de la provincia de Córdoba. Es una deliciosa crema espesa que se toma fría. Se puede preparar con paciencia con un mortero, o bien con una batidora o un robot de cocina. Se pueden añadir tantos ingredientes como se quiera, pero la receta original sólo lleva cuatro: tomate, pan, aceite de oliva virgen extra y sal. A esto se le puede añadir un diente de ajo. Lo solemos comer en verano o cuando hace mucho calor, porque es un plato refrescante y fácil y rápido de hacer. Un buen lugar para probarlo en Sevilla es el restaurante Eslava, en la calle Eslava, 3.

Garbanzos

Agosto. Sólo con decir la palabra te da calor, ¿verdad? Es a estas alturas del verano cuando las temperaturas alcanzan su punto álgido y cuando llegas a casa lo único que buscas es sombra y líquido frío.

Además de fresca, sana y con cero residuos, esta ensalada de temporada está inspirada en la ensalada monocromática de ‘Cup of Jo’, un éxito de Instagram. Ideal para un tentempié a media mañana o para servir como postre después de una barbacoa de verano, siempre que la tomes será un éxito.

En tu frutería habitual… o en tu jardín. Para evitar el plástico al comprar las frutas más pequeñas, como las cerezas o las frambuesas, lleva tus propios recipientes de acero inoxidable a las tiendas o al mercado. El resto, puedes meterlas directamente en bolsas de algodón para comprarlas a granel.

Leer más  Ingredientes para hacer galletas

Esta ensalada está basada en la receta de El Comidista y es imprescindible en nuestro menú de verano por dos razones: En primer lugar, porque está deliciosa y, en segundo lugar, porque es muy fácil de hacer y de llevar al trabajo o a un picnic.

Los mejores acompañantes de una bebida tan llamativa son, sin duda, nuestros juegos de jarras de cristal con pajita de acero inoxidable incluida. Quedará bien tanto en un simple vaso con pajita como en una jarra con asa. Y si quieres impresionar, sírvela en este bol de vidrio reciclado con forma de calavera.

Hojas de parra rellenas de bulgur y comino

Es un poco vergonzoso admitirlo: la única sopa que comía de buena gana antes de la universidad era la sopa de verduras de mi madre.    Es posible que esto se deba a que las únicas sopas a las que estaba expuesta eran las insípidas, grasientas y desagradables que comía de niña en el colegio (que, en retrospectiva, eran órdenes de magnitud mejores que la mayoría de los almuerzos escolares de Estados Unidos, pero ese es un tema para otro post). Cuando llegué a la universidad me encontré con opciones vegetarianas limitadas y me vi obligado a ampliar mis horizontes. Fue entonces cuando descubrí la existencia de todo tipo de sopas que eran, ¡joder!, tan buenas como las de mi madre.

Leer más  Espagueti rojo vicky receta facil

Años después de esta revelación, me he convertido en una fanática de las sopas. Aunque soy una fan incondicional de todo tipo de sopas – (no lácteas) cremosas, terrosas, caldosas, sustanciosas – adoro especialmente las que son una comida en sí mismas. La sopa que he hecho esta noche, una versión del guiso de alcachofas y garbanzos con aroma a mejorana del libro “Planeta Vegano” de Robin Robertson, se ajusta definitivamente a esa categoría. Las patatas y los garbanzos le dan algo de peso, el vino y la mejorana hacen que su caldo sea increíblemente sabroso y las tiernas alcachofas le dan algo de sabor. Decidí añadir un solitario boniato que tenía en la alacena y su dulzura le dio a la sopa otra capa de sabor. Os presento una deliciosa comida que se pega a las costillas, te calienta por dentro y se puede hacer en una sola olla.

Por Ricardo Piñero

Hola mundo, soy Ricardo Piñero. En mi blog encontrarás diversas noticias de actualidad.